Viajes

HASTA PRONTO ESTAMBUL

Hace prácticamente un año, en uno de mis últimos posts, os contaba la noticia de nuestra mudanza a Estambul. Una ciudad increíble a la que llegamos con muchísimas ganas, ilusionados de empezar una nueva etapa, pero también con nostalgia de dejar nuestra vida en Madrid. Un año después, vuelvo para contaros que ha llegado el momento de despedirnos de Estambul.

Durante este tiempo, he tenido en pausa el blog, ¡algo que he echado mucho en falta! Poder mostraros parte de mi vida es para mi una forma de expresar lo que siento y compartir con vosotros mis experiencias. El último año ha sido de muchos cambios, vivencias, aprendizajes,… Ahora nos marchamos con pena de una ciudad que nos ha enamorado desde el primer instante, tanto ella como su gente, que nos ha acogido de maravilla y de la que nos llevamos los mejores recuerdos.

Como despedida, me gustaría compartir con vosotros algunos lugares un poco más desconocidos que descubrí en mi última ruta turística por la zona histórica de Estambul. No suele ser la más popular pero es muy interesante y recomendable.

Si visitáis Estambul, no os podéis perder caminar entre los barrios de Edirnekapi y Ayvansaray, considerados hoy en día, como los sectores más pobres de Estambul, pero entre sus deterioradas calles y casas, podéis encontrar uno de los mejores ejemplos de arte bizantino que pueden encontrarse en el mundo, la Iglesia de San Salvador de Chora. Muy cerca de ella están las ruinas del antiguo Palacio de Tekfur, la Mezquita de Mihrimah Sultana, La Puerta de la Conquista y uno de los mayores legados de la vieja Constantinopla, Las Murallas de Teodosio.

  • El Palacio de Tekfur

  • La Mezquita de Mihrimah Sultana

  • La Puerta de la Conquista

Os muestro algunas fotos del maravilloso día:

 

 

 

Quiero aprovechar para agradecer a todas las personas que han hecho nuestro día a día más feliz, que nos han apoyado y ayudado. Nos ha sorprendido mucho la amabilidad y disposición que existe en esta ciudad, con gente siempre dispuesta a ayudarte y entenderte. Algo que me llevo de aquí es que la gente siempre tiene tiempo para ti. A veces cuando vivimos con prisas se nos olvida que estamos para ayudarnos, comprendernos y querernos. Es importante deternerse y mirar alrededor, más que a uno mismo porque así es como se consigue realmente la felicidad.

Mi familia y yo nos sentimos muy queridos en Estambul y encontramos aquí un hogar muy feliz. Echaremos de menos a tantas personas que me es imposible mencionar a todas y por supuesto me voy enamorada de Estambul de su çay con simit (un pan circular turco del que ya os hablaré ;)) de su magia y ese misterio que tienen sus calles, del Bósforo, de su bosque, de nuestra granja de Polonezkoy,…podría seguir hablando de mil lugares que ya forman parte de nosotros y seguirán en el recuerdo.

Me despido con un “Hasta Luego” por que no dudo que volveremos a disfrutar de nuestra segunda casa muy pronto.

Gracias y mil gracias a nuestros amigos de Estambul por tantos días felices!

Seni seviyorum <3

By Romina Belluscio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *